Contacto

Idis en los medios

La desaparición de MUFACE mermaría el sistema sanitario público y privado

Mircoles, 23.02.2011
LA CONTINUIDAD DEL MODELO MUFACE ESTA GARANTIZADA La secretaria de Estado para la Función Pública aseguró ayer que 'la continuidad del modelo MUFACE está garantizada'. Así lo hizo saber el vicepresidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Luis Mayero, durante la Jornada La Prestación Sanitaria de las Mutualidades de funcionarios y su repercusión en la sanidad privada. [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=XWY31ehNvmA&feature=player_embedded[/youtube] Durante los últimos meses, el futuro del modelo MUFACE se ha puesto en entredicho en más de una ocasión, mientras la lucha por integrar al sector público y privado en cuestiones sanitarias sigue su particular peregrinaje por las estelas políticas. De momento tienen la batalla ganada con el Secretario de Sanidad, José Martínez Olmos, pero la guerra por poner en valor la aportación de la sanidad privada en el Sistema Nacional de Salud todavía sigue abierta. En este contexto, el IDIS aprovechó la Jornada organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, para insistir en su preocupación sobre la posible desaparición del modelo MUFACE y las graves consecuencias que ello tendría para la sanidad de este país. 'El sector privado cuenta con más de diez millones de asegurados, de los cuales dos millones son funcionarios que libremente eligen en una proporción del 85-87 por ciento una gestión privada de su Salud'. El sector privado supone más del 30% del conjunto de la Sanidad en nuestro país y en él trabajan más de 200.000 profesionales, de los cuales el 30% son médicos. Es la pescadilla que se muerde la cola. 'Si el modelo de mutualidades desaparece' explica Luis Mayero, 'el sector privado se va a resentir y mucho'. Esa partida de asegurados acudiría a la sanidad pública y, si hasta ahora el sector privado generaba una descarga al sistema sanitario público estimada en 1.500 euros por persona y año, 'a nivel económico sería un deterioro y habría, entiendo yo, constricción en la capacidad de atención'.   El gasto de la sanidad se ha disparado a un ritmo del 10% en los últimos años y las previsiones es que llegará a triplicarse por el envejecimiento de la población, el aumento de la técnica y una sociedad cada vez más exigentes. De hecho, en 2008, el gasto anual per cápita de MUFACE se situó un 36,5% por debajo del realizado por el Sistema Nacional de Salud.

Leer en