Contacto

Comunicados

Comunicado oficial sobre la pretensión del Gobierno de Cantabria de eliminar la deducción autonómica por la contratación del seguro privado

Mircoles, 09.11.2016

Tras conocerse la pretensión del Gobierno de Cantabria de eliminar la deducción autonómica por contratación del seguro sanitario privado, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) desea manifestar su insatisfacción por la inoportunidad a la hora de plantear esta iniciativa puesto que está demostrado que la desgravación fiscal sanitaria (DFS) contribuye a la rebaja de la presión asistencial en el sistema sanitario público y por lo tanto a aliviar las listas de espera, aspecto no tenido en cuenta a la hora de evaluar su impacto económico y social.

Madrid, 08 de noviembre de 2016.- Tras conocerse la pretensión del Gobierno de Cantabria de eliminar la deducción autonómica por contratación del seguro sanitario privado, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) desea manifestar su insatisfacción por la inoportunidad a la hora de plantear esta iniciativa puesto que está demostrado que la desgravación fiscal sanitaria (DFS) contribuye a la rebaja de la presión asistencial en el sistema sanitario público y por lo tanto a aliviar las listas de espera, aspecto no tenido en cuenta a la hora de evaluar su impacto económico y social.

Asimismo considera que:


  1. Cualquier medida encaminada hacia la promoción del seguro sanitario privado es eficaz para contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, sobre todo si esta medida no conlleva reducción alguna de los derechos de los ciudadanos. El sector sanitario privado es fundamental para el sostenimiento del sistema sanitario, ya que libera de recursos y gastos a la sanidad pública por medio de la financiación de los ciudadanos a través de las entidades aseguradoras.
  2. La contratación de un seguro de salud por parte de los ciudadanos es una medida que se debería bonificar fiscalmente dado el ahorro que supone para el sistema sanitario público. Por ello la Fundación IDIS defiende la aplicación de la DFS de los seguros privados de salud, no solo en el tramo autonómico del IRPF sino en el capítulo de deducciones generales del impuesto.
  3. Mientras aumenta la preocupación por la enorme deuda que arrastran las comunidades autónomas y se alerta sobre la insuficiente financiación de la sanidad pública, el IDIS insiste en que se debería incentivar que los ciudadanos contraten su asistencia médica con mutuas o empresas aseguradoras privadas. La deducción fiscal del 15 por ciento a las personas que contratan un seguro sanitario privado podría ahorrarle cada año más de 600 millones de euros al Sistema Nacional de Salud tal y como se demostró en el estudio elaborado por la Fundación IDIS Impacto de la deducción fiscal a la suscripción voluntaria de seguros privados de salud.
  4. Dado el modelo de seguro sanitario privado en España (seguro duplicado), los 7,4 millones de asegurados con pólizas privadas en nuestro país disponen también de cobertura sanitaria pública, que utilizan menos o no utilizan, lo que puede considerarse una subvención oculta para el sistema público. Por lo tanto, ya existeun copago voluntario, fundamental para el sostenimiento del sistema sanitario que descarga hasta de 1.091 euros por persona asegurada y año.
  5. Teniendo en cuenta el número de asegurados existentes en España (7,4 millones), el ahorro total generado al Sistema Nacional de Salud se estima en un rango entre 4.034 millones de euros y 8.103 millones de euros, en función del uso que hagan los asegurados de la sanidad pública.
  6. El IDIS considera imprescindibles propuestas concretas de futuro que incidan en la necesaria complementariedad e integración de ambos sistemas, público y privado, en torno al paciente, de forma que se evite la utilización ineficiente de los recursos bien sea por duplicidades en el uso o consumo o bien como consecuencia de carencias de estrategias conjuntas y sinérgicas de actuación.
  7. Ninguna de las actuaciones del sector privado quiere poner en cuestión el valor de la sanidad española. Las ofertas de cooperación con el sector sanitario público que ofrece el sector de titularidad privada parten de la identificación de los valores del sistema sanitario público y de la conciencia de que el sector sanitario privado, con su aportación, puede contribuir a afianzarlo y hacerlo sostenible.

En conclusión, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) quiere dejar constancia de su rechazo a esta medida que de nuevo va en contra de un sector, el de la sanidad privada, que aporta un enorme valor a nuestro país y que contribuye muy notablemente a la sostenibilidad de un sistema sanitario que pasa por momentos de gran dificultad debido a la creciente presión asistencial a pesar de los cerca de 10 millones de ciudadanos que utilizan los servicios de titularidad privada, alivian las listas de espera y dejan hueco a quienes no pueden o no desean contratar un doble aseguramiento en nuestro país.

La dotación económica a los presupuestos de la sanidad pública debe ser adecuada y suficiente y, en ningún caso, se debería intentar compensar la infrafinanciación con otros sectores del emprendimiento privado en sanidad, que tanto aportan a la economía y evolución del país.