Inicio Informes Sanidad Privada. Aportando Valor. Análisis de situación 2015

Sanidad Privada. Aportando Valor. Análisis de situación 2015

Visualizar Informe

En el quinto aniversario de IDIS, esta nueva edición del informe “Sanidad Privada, Aportando Valor” revela esa mejora progresiva en la calidad de la prestación sanitaria que nuestra Fundación pretende. El objetivo es la mejor atención, y con ella la confianza, de pacientes y usuarios. Con independencia de otras personas que también acuden a la sanidad privada, recordemos que más de 7,2 millones de ciudadanos mantienen voluntariamente un seguro de Salud, con independencia de los casi 2 millones de afiliados en las Mutualidades de Funcionarios del Estado que prefieren la cobertura de aseguradoras privadas.

LA APORTACIÓN DEL SECTOR SANITARIO PRIVADO

Los sistemas de salud se enfrentan a nuevos retos, relacionados con el incremento del gasto sanitario derivado de factores como la prolongación de la esperanza de vida que condiciona el envejecimiento poblacional, las enfermedades crónicas y la innovación tecnológica y científica.

En los años previos a la crisis, el gasto sanitario total en España creció interanualmente por encima de los incrementos del PIB. Sin embargo, desde 2010, el gasto total ha disminuido en términos relativos. A pesar de todo, España estaba en 2012 en la media europea en gasto sanitario respecto al PIB.
El sector sanitario privado, al funcionar como servicio complementario en España, es un aliado estratégico del sistema público de salud, contribuyendo de manera significativa a la sostenibilidad del sistema. Además, permite, entre otras cosas, mejorar la accesibilidad, la sostenibilidad y la calidad de la atención sanitaria y contribuye a liberar recursos del sistema público.
 
El presente informe demuestra la aportación de valor del sector sanitario privado en función de distintas dimensiones:

Representa un elevado peso en el sector productivo español

Históricamente, el gasto sanitario en España ha presentado una tendencia creciente: en el año 2000 representaba el 7,21% del PIB, y a lo largo de los diez años siguientes ha tenido un crecimiento constante, hasta alcanzar el 9,65% del PIB en 2010.

 
Sin embargo, a partir de esa fecha, se registra por primera vez en la última década, una reducción progresiva aunque tenue, del gasto sanitario (en proporción al PIB), pasando del 9,65% en 2010 al 9,29% en 2012 (Gráfico 1). 
 
EL GASTO SANITARIO EN ESPAÑA REPRESENTÓ EN 2012, EL 9,3% DEL PIB.
 
Esta caída se produce sobre todo por las fuertes restricciones presupuestarias que han afectado al gasto sanitario público, por la bajada del precio de los medicamentos y por la reducción salarial en el sector hospitalario.
 
Actualmente, el gasto sanitario en España (9,29%) se encuentra ligeramente por encima de la media de los países de la OCDE (9,27%) y de países como Reino Unido (9,27%), pero por debajo de las economías más avanzadas del grupo, como Francia (11,61%) o Alemania (11,27%) (Gráfico 2).
 
Respecto a la financiación del gasto sanitario,la mayoría del gasto (71,71%) se financia con recursos públicos (Gráfico 1). Las familias españolas financian alrededor de un tercio del gasto (28,29%). Este porcentaje es de los más elevados de Europa y se encuentra por encima de otros países como Alemania (23,29%) o Reino Unido (16,03%) (Gráfico 3). 
 
EL GASTO SANITARIO PRIVADO SUPUSO EL 28,3% DEL GASTO SANITARIO TOTAL
 
En términos evolutivos, el Gráfico 4 muestra que el gasto sanitario privado ha presentado una tendencia creciente en la última década, pasando del 2,05% del PIB en el año 2000 al 2,63% en 2012. En términos absolutos, el gasto privado presenta niveles históricamente altos en el período de crisis económica (2008-2012), hecho que resulta de la desinversión pública. En un contexto de dificultades financieras, la Administración Pública opta por una política de transferencia de costes hacia las familias.
 
CRECIMIENTO PROGRESIVO DEL GASTO SANITARIO PRIVADO
 
En 2012, el gasto sanitario privado alcanzó los 27.064 millones de euros, distribuidos en dinero de bolsillo, que ascendió aproximadamente a 20.865 millones de euros,en seguro privado que superó los 5.862 millones de euros y en gasto con instituciones sin ánimo de lucro que correspondió a 336 millones de euros (Gráfico 5). En 2012 se registró una reducción de la financiación pública (evolución negativa de 0,26 puntos porcentuales) y un incremento compensatorio del gasto de las familias (0,11 puntos porcentuales).
 
Además del gasto privado “puro”, es decir, del dinero de bolsillo y del gasto con seguro privado, hay un porcentaje de dinero público que se destina a la financiación de la provisión privada a través de conciertos (en concreto, el 12% del gasto sanitario público) (Gráfico 6).
 
LOS CONCIERTOS ENTRE LA SANIDAD PÚBLICA Y PRIVADA, REPRESENTAN EL 12% DEL GASTO PÚBLICO
 
La partida de conciertos de la sanidad pública con la privada representa un 0,75% del PIB, de los cuales, el 0,14% corresponde a mutualismo administrativo, el 0,08% a concesiones administrativas que incluyen la gestión de servicios sanitarios y el restante 0,52% pertenece al resto de conciertos que la sanidad pública mantiene con centros privados (Gráfico 7). 
 
Sumando el gasto de conciertos con el gasto sanitario privado se obtiene el gasto total del sector sanitario privado, el cual ascendió en 2012 a 34,7 mil millones de euros, que supone un 3,38% del PIB nacional (Gráfico 8).
 
LA PROVISIÓN PRIVADA SE ESTIMA EN EL 3,4% del PIB
 
En términos per cápita, se ha estimado que,en 2014, el gasto sanitario público asciende a 1.219€ y el gasto privado a 531€ (Gráfico 9). 
  • El gasto público per cápita se ha calculado a partir de los presupuestos del Estado, aplicando una tasa media de desviación producida en el periodo 2008-2012 del 7,5%.
  • El gasto privado se compone de gasto de aseguramiento (estimado en 123 € per cápita) y gasto de bolsillo (409 € per cápita).
 
Se observa que País Vasco (2.325€), Asturias (2.132€) y Navarra (2.088€) son las comunidades que cuentan con un gasto sanitario total más elevado. Andalucía, por el contrario, es la comunidad que cuenta con menor gasto sanitario total (1.464€).
 
En gasto absoluto Madrid (711€), País Vasco (695€) y Cataluña (676€) encabezan el listado de las comunidades con mayor gasto sanitario privado, mientras que Extremadura y Andalucía están a la cola del gasto privado con 418€ y 414€ respectivamente. En cuanto al gasto relativo, es Madrid la que presenta una mayor penetración del gasto privado per cápita con un 38,66%, seguida muy de cerca por Cataluña con un 36,27%. Navarra por su parte es la comunidad que presenta el porcentaje más bajo con un 21,98% (Gráfico 10). 
 
Madrid (37,5%), Baleares (40,8%) y Cataluña (31,8%) son las CCAA que presentan un gasto per cápita más elevado en“Gasto de Aseguramiento” (Gráfico 11). En relación al gasto público frente al gasto presupuestado, todas las comunidades autónomas, con excepción de Andalucía, Canarias, Galicia y País Vasco, registraron en 2012 una desviación por exceso del gasto realizado respecto al gasto presupuestado. Las mayores desviaciones se produjeron en Cataluña y la Comunidad Valenciana (Tabla 1). 
 
EXISTEN DIFERENCIAS SIGNIFICATIVAS EN EL GASTO SANITARIO PER CÁPITA POR CCAA
Spanish English French German Italian Portuguese Russian
 
Cumplimentar formulario
 
 

Fundación IDIS Síguenos en Twitter:



@idisalud