Contacto

Informes IDIS: Barómetros de la Sanidad Privada

Barómetro de la Sanidad Privada 2015

El sector de la sanidad privada está realizando un importante esfuerzo por adaptarse lo más rápidamente posible al nuevo entorno derivado de las nuevas necesidades de nuestros pacientes. Las conclusiones resultantes de esta cuarta edición que presentamos del Barómetro de la Sanidad Privada 2015, ponen de manifiesto nuestro compromiso en la mejora continua de la calidad del servicio prestado por la sanidad privada a nuestros pacientes y sus familias.

Descargar informe

RESUMEN EJECUTIVO

Por cuarto año consecutivo, el Barómetro de la Sanidad Privada 2015 pone de manifiesto una vez más, la excelente calidad asistencial que ofrece la sanidad privada a sus usuarios.
La agilidad de la sanidad privada, el trato y profesionalidad del personal sanitario junto con la confianza y seguridad que trasmiten al paciente, la amplia cobertura de prestaciones y la información facilitada se valoran de manera especialmente positiva, estableciéndose como pilares fundamentales de la sanidad privada.
  1. Alto grado de satisfacción general con los servicios de la sanidad privada. La valoración de los distintos servicios ofrecidos por la sanidad privada es de notable, hecho muy reseñable ya que en su mayor parte son también usuarios de la sanidad pública. En este sentido, 8 de cada 10 asegurados otorgan puntuaciones por encima de los 7 puntos en una escala de 1 al 10 a la hora de valorar los servicios ofrecidos por la sanidad privada.
  2. Elevado porcentaje de recomendación entre los usuarios. El 86% de los usuarios podría recomendar a sus familiares y amigos el uso de la sanidad privada en general. En relación a cada uno de los servicios, cabe resaltar muy especialmente el nivel de recomendación del ingreso hospitalario, del servicio de pruebas diagnósticas y del servicio de urgencias que son los mejor valorados.
  3. A mayor frecuencia de uso, mayor grado de satisfacción con la sanidad privada. El nivel de satisfacción de la sanidad privada se incrementa cuanto más frecuentemente se hace uso de sus servicios. En este sentido, quienes no han utilizado nunca la sanidad privada, asignan una valoración media de 7,0 puntos, frente a los 7,4 puntos asignados por los que la han utilizado hace más de un año y los 7,5 de quienes han acudido en el último año. En este último caso, el 83% de los usuarios le otorga una valoración por encima de 7 puntos.
  4. La atención asistencial en consulta y urgencias recibe una valoración de notable alto, incrementándose hasta el sobresaliente en el caso del ingreso hospitalario. Muy buena valoración de la atención asistencial recibida en la consulta de atención primaria / especialista con una puntuación media de 7,7, puntuación que se incrementa hasta el 7,9 en el caso de urgencias y que llega al 8,3 en el caso del ingreso hospitalario, poniéndose de nuevo de manifiesto la confianza del paciente en la calidad asistencial que ofrece la sanidad privada, resultado de utilizar tecnología innovadora y contar con profesionales cualificados.
  5. Los asegurados destacan como grandes fortalezas de la sanidad privada la celeridad de la misma, la amplia cobertura de especialidades y la profesionalidad del personal sanitario. La rapidez / agilidad de la sanidad privada se establece como el principal aspecto diferencial de la misma, lo que supone un claro beneficio para el paciente en todo el proceso relativo a obtener una cita, realizarse una prueba diagnóstica y obtener los correspondientes resultados de manera rápida. Al igual que ocurría en la ola anterior, la amplia cobertura de especialidades y la alta profesionalidad del personal sanitario junto con la confianza y seguridad que transmiten serían claros aspectos a destacar.
  6. Los aspectos donde la sanidad privada obtiene sus valoraciones más bajas tendrían que ver con prestaciones no sanitarias. La facilidad de aparcamiento (6,3), la señalización de las rutas y vías de acceso a los servicios en los centros (6,7), la cercanía de los hospitales/ centros (6,7) y la oferta de servicios no sanitarios (6,7), serían, al igual que recogían los Barómetros anteriores, los únicos aspectos donde la sanidad privada obtiene valoraciones inferiores a 7 puntos.
  7. Solidez y coherencia de los resultados obtenidos sin diferencias estadísticamente significativas. Tal y como ocurría en años anteriores, no existen diferencias estadísticamente significativas, por lo que la obtención de estos excelentes resultados por cuarto año consecutivo otorga solidez, coherencia y credibilidad al Barómetro y reafirma el trabajo y el esfuerzo continuo que se está realizando en la sanidad privada, así como la excelente percepción que existe de la misma.